El Amor en el Marte es diferente del Amor en el Venus, según John Gray…

Los hombres provienen de un planeta, y las mujeres de otra, donde las costumbres y hábitos son diferentes, dice el psicólogo americano John Gray en su libro convertido en el mejor bestseller del mundo de los últimos años: Los hombres son de Marte, las mujeres son de Venus.

Las venusinas son intuitivas. Desarrollan esta capacidad a través de los siglos de anticipar las necesidades de los demás. Se enorgullecen de mostrarse consideradas con las necesidades y los sentimientos de los otros. Un signo de gran amor es ofrecer ayuda y asistencia a otra venusina sin que se lo pidan. Como probar su competencia no es algo tan importante para una venusina, ofrecer ayuda no es tan ofensivo y necesitarla no constituye un signo de debilidad. Un hombre, sin embargo, puede sentirse ofendido, porque cuando una mujer ofrece un consejo el siente que ella no confía en su capacidad para lograrlo por si mismo. Una mujer no tiene idea de esta sensibilidad masculina, porque para ella el hecho de que alguien le ofrezca ayuda constituye solo un hecho más en su vida. La hace sentir amada y estimada. Pero ofrecer ayuda a un hombre puede hacerlo sentir incompetente, débil e incluso no amado. En Venus, dar consejos y sugerencias es un signo de solicitud. Las venusinas creen firmemente que cuando algo funciona – siempre puede funcionar mejor. Su naturaleza es querer mejorar las cosas. Cuando se preocupan por alguien, señalan libremente que cosas pueden mejorarse, y como hacerlo. Ofrecer consejos y expresar una crítica constructiva constituye un acto de amor. Marte es muy diferente. Los marcianos se orientan más hacia soluciones. Si algo funciona, su lema es “no lo cambies”. En ese caso, su instinto lo impulsa a dejar todo tal como esta. “No lo arregles al menos que esta descompuesto” representa una expresión común. Cuando una mujer trata de mejorar a un hombre, este siente que están tratando de “arreglarlo”. Recibe un mensaje de que esta roto. Ella no se da cuenta de que sus solícitos intentos de ayudarlo pueden llegar a humillarlo. Ella piensa en forma errónea que simplemente lo esta ayudando a crecer. EJEMPLO. Tom y Mary iban a una fiesta. Tom conducía. Después de unos 20 minutos de haber dado vuelta varias veces a la misma manzana, Mary estaba segura de que Tom se había perdido. Entonces le sugirió que pidiera ayuda. Tom se torno muy silencioso. Finalmente llegaron a la fiesta pero la tensión originada a partir de ese momento perduro durante toda la noche. Mary no tenia idea de por que el estaba tan enojado. Por su parte, ella decía: Te amo y me preocupo por ti, así que te ofrezco esta ayuda. El se sentía ofendido. Lo que escuchaba era: “No confió en que puedas llevarnos hasta allí. Eres un incompetente! Mary no se había dado cuenta, de que cuando Tom se perdió, había surgido una oportunidad especial para amarlo y apoyarlo. Después de informarse acerca de los marcianos y venusinas, Mary aprendió a apoyar a Tom en los momentos difíciles. La vez siguiente en la que este se perdió, en lugar de ofrecer “ayuda”, ella se contuvo de brindar consejo alguno, respiro hondo y aprecio profundamente lo que Tom estaba tratando de hacer por ella. Tom aprecio mucho su calida aceptación y confianza. De mismo modo, si un hombre no entiende las diferencias de la mujer, puede lograr que las cosas se empeoren cuando trata de ayudar. Los hombres deben recordar que las mujeres hablan de los problemas para acercarse y no necesariamente para obtener soluciones. Muchas veces una mujer solo quiere compartir sus sentimientos acerca de su vida diaria, y su marido, creyendo que la ayuda, la interrumpe con una avalancha de soluciones para sus problemas. No tiene idea de por que ella no se siente complacida.
EJEMPLO: Mary llega a casa después de un día agotador. Quiere y necesita compartir sus sentimientos sobre ese día. Ella dice: – Hay tanto por hacer que no me queda tiempo para mi misma. – Deberías abandonar ese empleo. No tienes por que trabajar tanto. Encuentra algo que te guste hacer – responde Tom. – Pero me gusta mi trabajo. Simplemente esperan que yo cambie todo de un momento a otro. – replica Mary. – No los escuches. Haz lo que puedas hacer – aconseja Tom. – Eso hago! – protesta Mary. – No puedo creer que hoy me haya olvidado de llamar a mi tía. – No te preocupes por eso, ella lo entenderá – la calma Tom. – Sabes lo que esta viviendo? Me necesita – insiste Mary. – Te preocupas demasiado, por eso te sientes tan desdichada – sentencia Tom. – No siempre me siento desdichada. Acaso no puedes escucharme? – se queja Mary. – Estoy escuchándote – asegura Tom. Después de esta conversación, Mary se sintió mas frustrada que cuando llego a casa buscando intimidad y compañerismo. Al no saber nada acerca de la vida en Venus, Tom no había comprendido cuan importante era simplemente escuchar sin ofrecer soluciones. Sus soluciones solo habían empeorado las cosas. Las venusinas nunca ofrecen soluciones cuando alguien esta hablando. Una manera de respetar a otra venusina es escuchar pacientemente, mostrando empatía y buscando entender realmente sus sentimientos. Después de comprender las diferencias, ahora Tom reacciona así: – Hay tanto por hacer. No tengo tiempo para mi. Tom respira profundamente, se relaja al exhalar y dice: – Ah! Parece que tuviste un día difícil. – Esperan que cambie todo de un momento a otro. No se que hacer – comenta Mary. – Hmm, – farfulla Tom tras una pausa. – Olvide incluso llamar a mi tía – dice Mary. – Que pena – responde Tom con el ceño levemente fruncido. – Me necesita tanto…Me siento tan mal – se lamenta Mary. – Eres una persona muy afectuosa – le alienta Tom. Ven aquí, déjame abrazarte. Tom abraza a Mary y ella se relaja en sus brazos con un gran suspiro de alivio. Luego dice: – Me encanta hablar contigo. Me haces realmente feliz. Gracias por escuchar. Me siento mucho mejor. Resumen: Comprender estas diferencias hace que resulte mas fácil respetar la sensibilidad de nuestra pareja y mostrarnos mas receptivos. Cuando nuestra pareja nos rechaza, probablemente sea porque hemos cometido un error de oportunidad o de enfoque de sus problemas.


4 comments

  1. Anónimo dice:

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

  2. Hola Gaby, Anónimo 23, Amanda (Amiga Anónima que trata de salir de un romance con un adicto a narcóticos),
    Es verdad que casi todos tenemos un pasado doloroso, pero la intensidad de cómo cada uno lo enfrenta, es diferente. Mientras mas profunda sea la persona, mas le afecta el suceso del pasado, a veces el dolor llegando hacia las entrañas.
    Les cuento corto de mi vida. Soy de esas personas, fieles a sus sentimientos hasta la ultima gota – No eres de este siglo, eres de los siglos pasados – siempre me decían mis amigos, – Ahora ya ni existen esos sentimientos, morir por el amor? Jaja, – se reían. Bueno, para acortarles – con toda la pasión – me identificaba con el amor, pensé que la vida no valía sin ese amor que yo sentí y que un día me defraudó.
    Lo dejé varias veces y varias veces volví con el. El agonía duró muchos años, la relación tenía sus altibajos, pero nunca se mejoró.
    Por fin, después de largos estudios del alma y el misterio de vivir, supe que el ego se identifica con ciertas cosas, aferrandose a lo que amamos – sea esto tu amad@, tu revolución, tu pasión por la música, arte ciencia o tus hijos, – de tal modo que al perderlo, nos caemos al abismo de la nada…para luego 1.Ahogarse, o 2.Salir a flote, no existe el 3-r camino.
    Esta prueba la vida nos manda para explorar el ego y entender que no somos lo que amamos, sino algo mas…Si estas siempre feliz, nunca lo vas a comprender. Es una prueba o una bendición, dicen los sabios – que te manda la vida para que entiendas que eres, mientras a los otros, a quienes culpamos de nuestra desgracia, los que ni siquiera existen sino en nuestras mentes, porque tu mente imagina el mundo así como lo ves – les tenemos que agradecer que si no fuera por ellos, la concha donde está encerrado el ego nunca se rompiera, y no pudieras descubrir el verdadero núcleo que eres: el ser inamovible, un eterno testigo apacible.
    Cual es el primer paso? No negar el sentimiento de dolor, dejarlo pasar como una nube a través de tu consciencia, acordándote con cada inhalación/exhalación que tu no eres este dolor, eres solo un conducto por donde pasan las penas y alegrías, ábrete a ambas y disfruta de todas – blancas y negras – nubes que te están atravesando…contemplando tu respiración, purificas tu mente de la contaminación del ego y llegas a tu verdadera esencia de vivir, no olvides de repetir siempre con cada pensamiento amargo que te quiere confundir: YO NO SOY ESTO, PERO YO SOY.
    Después de vencer el ego llegas a una paz interna, entonces ya puedes diseñar las cosas que deseas para tu vida – sin desesperación alguna – y estas cosas en abundancia vendrán a ti…

  3. Muy sabio consejo! en realidad me gustaría comentar que tengo una relación de pareja muy estable, muy feliz, llena de comunicación respeto y cariño de el uno por el otro, siempre que en venus hay un problema marte se limita a escuchar y dar un abrazo calido y un soporte a todo.
    soy muy feliz por eso. Saludos

  4. Gracias Au Par,
    aunque no mencionaste a que parte perteneces – marciano o venusina, jaja, pero te felicito de todo corazon!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by WordPress.
Theme: Tiles by Viva Themes.