EJERCICIOS DE MEDITACIÓN DEL SABIO HINDU RIMPOCHE

Rimpoche nos ofrece las técnicas de terapia curativa esta vez para curar…nuestra mente!! Dice: Si nos cortamos un dedo, ponernos un esparadrapo es terapia; al mismo tiempo aprendemos a no cortárnoslo de nuevo. La terapia física beneficia a la salud física, mientras que cualquier terapia relacionada con la mente es una especie de meditación. Un vez completada toda la secuencia de ejercicios, podemos utilizar cualquiera de las técnicas, o todas en conjunto, para superar las debilidades y los obstáculos que puedan surgir. Se aplicara cada una según resulte mas conveniente y útil. La secuencia de practicas esta proyectada para que quienes estén interesados en un camino espiritual, puedan comenzar una meditación seria y efectiva, relativamente libres de los obstáculos creados por los estados mentales negativos. 1. POSTURA Se recomienda practicar unos cuantos minutos antes de cada sesión y siempre que haga falta. 2. RELAJACIÓN 15 minutos diarios durante 4 días al comienzo de la secuencia de ejercicios, y el tiempo que sea necesario al comienzo de cada sesión. 3. SENTIR 1 hora diaria durante 1 semana. 4. ESTAR ABIERTO 20 minutos diarios durante 3 días. 5. EL ARCO IRIS 1 hora diaria durante 1 semana. 6. EL ESPEJO Fase 1. 15-20 minutos una o dos veces diarias durante 1 semana como mínimo. Fase 2. 15-20 minutos diarios durante 3-4 semanas. 7. EL AMIGO 45 minutos diarios durante 3-4 semanas. 8. EL BUDA INTERIOR 1 hora y 45 minutos diarios durante 3-4 semanas 9. DAR VIDA AL BUDA INTERIOR 1 hora y 15 minutos diarios durante 4 semanas. 10. DILATAR Y CONTRAER 1 hora diaria durante 3 semanas 11. EL ENEMIGO 1 hora y 20 minutos diarios durante 4 semanas. 12. TOMAR PARA SI EL SUFRIMIENTO DE LOS PADRES Y FAMILARES 1 hora y 15 minutos diarios durante 2 semanas. 13. TOMAR PARA SI EL SUFRIMIENTO DEL PAIS, LOS AMIGOS Y LOS ANIMALES 1 hora y 5 minutos diarios durante 2 semanas. 14. TOMAR PARA SI EL SUFRIMIENTO DE LOS ENEMIGOS 1 hora y 30 minutos diarios durante 4 semanas. 15. LA ESFERA DE LUZ DE ARCOIRIS 1 hora diaria durante1 semana por cada color. En total 6 semanas. 16. EL UNIVERSO TRANSFIGURADO POR LA COMPASIÓN 30 minutos diarios durante 4 semanas. EJERCICIO NUMERO 1. POSTURA Al hacer estos ejercicios y al meditar, nos sentamos para favorecer el adiestramiento de nuestra mente y encontrar la paz interior. Si nos sentamos en el interior de una casa, la habitación que escojamos ha se estar desprovista de al máximo de las distracciones y bien ventilada, sin un ambiente cargado. La temperatura no debe ser ni tan fría que nos haga tiritar, ni tan cálida que nos haga sentir somnolientos y embotados. En general, para que la mente este despejada, es mejor un poco de frío que demasiado calor. Las posturas que adoptamos pueden afectar nuestra meditación, así como nuestra vida cotidiana. Desde el punto de vista medico, podemos ver que el cuerpo tiene arterias, venas y músculos conectados con cada órgano. En los sistemas de curación tibetano y chino, las enfermedades de estos órganos pueden diagnosticarse y tratarse ejerciendo presión en ciertas partes de las manos, el cuello y los pies. La explicación esta en la existencia de los meridianos o canales por los que fluyen las energías a través del cuerpo. Si tenemos cuidado de no obstruir el flujo de estas energías cuando estamos sentados, podrán circular libremente sin incomodarnos ni perjudicar nuestro cuerpo. Podemos observar que si la arteria de una pierna esta bloqueada, la pierna se duerme. Ciertas malas posturas resultan agradables al principio, pero después de unos días pueden producir sentimientos depresivos; otras posturas incorrectas como tener la cabeza hundida entre los hombros, pueden originar depresión al principio y una excitación incontrolable después de la sesión. Mas aun, si después de la sesión nos enfadamos con nuestros amigos y familiares, la responsable podría ser la postura. En primer lugar es importante, si es posible, sentarse con las piernas cruzadas. La postura del loto y la del semiloto son las mejores, por esto si somos jóvenes y no tenemos impedimentos físicos, es recomendable aprender estas posturas, pero si existe algún problema, podemos sentarnos en una silla. Tanto en la posición del loto como en la del semiloto colocaremos siempre la pierna izquierda dentro y la derecha fuera, es decir que la izquierda se dobla primero y la derecha después. Luego tenemos que enderezar la columna vertebral cuanto sea posible, hasta el cuello. La razón de ello, en parte, es que cada órgano del cuerpo esta conectado a la columna a través del sistema nervioso; de modo que si la columna esta encorvada o fuera de sitio, puede producir dolor o incomodidad en otras partes del cuerpo, mientras que si esta derecha, nuestras energías pueden fluir libremente. Hay que sentir el cuerpo en equilibrio, con los hombros erguidos pero relajados, sin forzarlos hacia atrás ni tener uno mas alto que el otro. Para enderezar la columna y mantenerla derecha, hay que utilizar un cojín pequeño y duro. Si resulta demasiado incomodo cruzar las dos piernas, o una sola, podemos sentarnos en la misma posición pero con las piernas cruzadas holgadamente. Otra posibilidad, que algunas personas encuentran cómoda, es sentarse en un taburete bajo o en almohadones, con las rodillas apoyadas en el suelo para que la espalda este equilibrada y derecha. Hay 2 posiciones posibles para las manos. Podemos apoyarlas en las rodillas, con las palmas hacia abajo y los codos estirados, o colocar la mano derecha abierta, con la palma hacia arriba, encima de la palma izquierda, con los pulgares tocándose pero sin presionar, a una altura de unos 4 centímetros por debajo del ombligo. En esta segunda posición debemos procurar no colocar las manos ni demasiado altas ni demasiado bajas. El cuello debe estar ligeramente inclinado, con la barbilla recogida hacia adentro. La boca debe estar ligeramente abierta con la lengua tocando el paladar. De esta manera podremos respirar por la boca y la nariz a la vez. Los ojos deben mirar hacia delante, siguiendo la línea de la punta de la nariz, a un metro y medio o dos metros enfrente de nosotros. La posición del cuerpo es importante. No se trata de mantener el cuerpo dentro de un armazón rígido ni de encadenarlo como un prisionero; es mejor una forma relajada. Nuestra postura debe ser equilibrada, ni demasiado suelta ni demasiado rígida. Con la practica esto nos ayudara también a mantener la mente equilibrada.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by WordPress.
Theme: Tiles by Viva Themes.