Las diferencias entre los sexos – ayudan o obstaculizan la amistad romántica?

Este artículo surgió como respuesta a Vidal, que nos contó de sus dificultades al tratar con las mujeres. Voy a referirme a Vidal en primera persona.
Dices, que las tratas como a hombres, como acostumbras a tratar a tus compañeros – por falta de práctica de amistad con las personas del sexo opuesto, por ser el hijo único y encima estudiar en un colegio militar… Claro seria un halago para mí que me trataran como un compañero mas, porque el proceso de enamoramiento comienza por la amistad, como todos sabemos. Pero si y no, si me tratan como a un hombre, a su vez yo en el compañerismo te vería como otra mujer, te gustaría que te traten como mujer? Te explico que significaría esto, y veras las diferencias básicas.
A las amigas nos encanta salir a charlar, sentarse con una taza de café y contar todas nuestras penas y angustias una a otra, si una de las dos necesita ayuda – mas que todo la ayuda seria escucharla sin interrumpir ni dar soluciones, pero si un apoyo tipo suspiros emocionales Oh y Ah, que a una le sacan todo lo malo por dentro; después de repente ir a un almacén de ropa y compartir las emociones con cada prenda que nos atrae…
Que hace en caso parecido un hombre? Primero y antes de todo – no va a sentarse y escuchar nuestras angustias, porque se va a sentir incomodo como que se tratase de algún error suyo propio. Como nos sentimos mal, el se vera responsable por nuestros problemas, tratara de calmarnos con un comentario tipo: “todo eso es una tontera, ya deja de preocuparte!” – lo que lógicamente nos pondría en contra suyo! Como se acuerdan ustedes, mas abajo en este mismo Blog citamos a John Gray que destaca que las Venusinas y los Marcianos somos muy, pero muy diferentes!!
Si una mujer te trata como otra amiga, te va a ofrecer su apoyo en cosas pequeñas. Por ejemplo si estas haciendo maletas, ella te va a aconsejar cómo es más cómodo y mas fácil hacerlo, según ella. Qué haría un hombre si revertimos los papeles? Te aseguro que si no tiene idea que los hombres y mujeres somos diferentes, lo primero – no le va a ofrecer ayuda al hacer las maletas, porque esto puede ser humillante para otro hombre, y va a procurar dejarle un espacio mas bien, para que sus líos los resuelva sola!! Así se tratan los hombres entre ellos, caso contrario es como mostrar al otro que el otro es mas débil, lo que no aceptan.
Así que te recomiendo, si tienes suficiente generosidad para comprender a las mujeres, tratarlas como si fueras otra amiga y seguro tendrás éxito!! Sino que para eso – hay que estudiar la psicología de las mujeres, que te ayudaría hacerte amigo de varias chicas de manera desinteresada y así podrías entenderlas mas…claro si de verdad crees en la amistad entre la mujer y el hombre… Yo si creo, y ustedes amig@s?
Para seguir hablando del tema, quisiera que aquí apunten que otras diferencias se han notado ustedes queridos amigos y amigas, que comportamiento de tu pareja te deprime o no aceptas? COMENTARIOS.

2 comments

  1. Anónimo dice:

    Hola, me gusto mucho su comentario. Yo sí creo en la amistad entre un hombre y una mujer, de hecho yo soy la mejor amiga de un hombre, él dice que soy como su diario ya que me ha contado sus problemas, diabluras y alegrías. Yo he descubierto que me llevo mejor con un hombre que con una mujer, talvez es por la diferencia de la que usted habla. Yo pienso que esta diferencia ayuda a una amistad porque entre hombre y mujer complementan sus pensamientos y puntos de vista y pueden debatir aquello en lo que no estan de acuerdo y aparte proporciona un valor agregado, una como mujer aprende a conocer mas la mentalidad del hombre, el saber que ellos son mas mente y nosotras mas corazón por ejemplo.

  2. Amparito dice:

    Hola,
    me encanta este tema…porque yo lo viví. Tuve un amigo por más de 10 años, y ha sido la experiencia más hermosa que he tenido hasta el momento.
    Lastimosamente no lo he podido vivir nuevamente, pero por culpa de ellos ya que han dejado que la atracción natural de sexos prevalezca sobre la amistad.

    Mi amigo me trataba como un amigo, pero con todas las consideraciones que una mujer le gusta y son necesarias. Y aunque en algún momento si hubo bastante atracción física, él nunca dejó que eso dominara ninguna de sus acciones y palabras. Nunca pasó nada más allá del límite, ni en lo más mínimo, aunque muchas veces se dieron tooodaas las condiciones para ello. Y siempre estuvo en las buenas, en las malas y en las peores.
    Para mí, él no solo es un amigo de verdad, sino un hombre de verdad…! Que Dios siempre lo bendiga donde quiera que esté…

    Me hace mucha falta un amigo así, lástima que quienes he conocido no han querido conocerme como persona, qué pena!

    Amparito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by WordPress.
Theme: Tiles by Viva Themes.