Búsqueda de Pareja:¿Como te caracteriza tu propio Aviso personal? ¿En que nivel estas?


Ref: If The Buda Dated by Charlotte Kasl, Ph.D.
Traducción de Inglés: Svetlana Peskova, Msc.

Nos acercamos a una posible pareja de mil diferentes maneras. Comenzando a buscar por la apariencia física, valores, intereses, talentos, temperamento – nos sentimos atraídos hacia alguien que cumple estas exigencias.
Mientras más basada en la espiritualidad sea nuestra búsqueda, más prometedora será la relación, llenándose esta de amor y vida.
Una conexión a nivel espiritual se da cuando nos relacionamos con el otro a través de nuestra sabiduría mas profunda, con toda la sinceridad y la compasión con las que abrimos el corazón a otra persona.
Revisa la lista de los posibles lazos de acercamiento (la comprensión a nivel sexual en este caso se da por regla en todos los niveles, no la vamos a analizar separadamente):

1. Físico/Material
2. Intelectual
3. Por intereses comunes
4. Valores/Estilo de vida
5. Psicológico/Emocional
6. Por creatividad compartida
7. Espiritual
8. A nivel de la esencia humana

Revisa a que nivel te has relacionado hasta ahora y si alguna vez fallaste, detecta las posibles razones del fracaso.

1. Físico/Material
La atracción a nivel físico/material se basa en las imágenes proyectadas y roles – las miradas, cabello, estatus social, dinero, posesiones. Queremos que la gente llene nuestras fantasías o escenarios propuestos.
Busco una esposa.
Busco un hombre económicamente solvente.
Busco una mujer delgada, joven, con pelo largo.
Busco un hombre atractivo, alto y fuerte.
Al mismo tiempo, si nos acordamos de que nuestra imagen de una persona atractiva es solo eso – una imagen, podemos retroceder y abrirnos con gente que no encaja en esta imagen. Si repasamos los avisos personales más típicos, notamos cuanto ocupan los de este tipo:
Alto, atractivo, un líder moral, 174 libras, 42, desea conocer una mujer cristiana delgada edad entre 32-36, con rasgos finos y personalidad agradable.
O así por ejemplo:
Una mujer segura, 1.65, 29, rubia, con piernas largas busca un hombre alto, atractivo, económicamente seguro, edad 30-35, para compartir un romance puertas afuera.

2. Intelectual
El intelecto puede servir al ego o al espíritu. Cuando nuestra inteligencia es el sirviente del espíritu, se convierte en sabiduría. Exploramos las ideas y enseñanzas para abrir nuestra propia creatividad, para poder resolver problemas y contribuir en el desarrollo del uno al otro. Las ideas no son los objetivos, sino los medios.
Cuando el intelecto sirve al ego, creemos que las ideas son reales y son una medida significativa para nuestro valor humano. Usamos información y conocimiento para impresionar a otra gente, defender nuestras creencias, ganar puntos y reforzar nuestro poder. Pero sucede que al ganar todos los puntos, inclusive enseñando en las universidades uno puede carecer de lo esencial: sabiduría y compasión.
Cuando el intelecto sirve al ego, la gente normalmente es seria, arrogante y distante.
Un hombre, 49, 1.85, 170lb, en buena forma, atractivo, educado, erudita, curioso, exitoso, económicamente seguro busca una mujer delgada, inteligente, esbelta, estatura mínima 1.65, para compartir una casa de lago.

3. Por intereses comunes
Con frecuencia la gente inicialmente se conecta por los intereses comunes compartidos. Ellos pertenecen al club de caminatas, o se encuentran en un curso de baile o bolos. Los intereses comunes pueden incluir cine, cocina, deportes, música, ciclismo, camping, viajes, museos, etc. Los intereses comunes pueden traer un placer mutuo de compartir y aumentar la alegría de estar juntos. Si sus intereses no coinciden con los de su pareja, se debe preguntarse ¿si vale la pena compartir los intereses de cada uno por su lado con otras personas? Por otro lado, los intereses comunes constituyen la parte fuerte de una relación sólida, pero no la base de esta. Las parejas discuten incluso en los resortes de lujo, sobre la cima de una montaña, en una cafetería francesa, siempre y cuando no tengan un vínculo espiritual que les una.
Soltero, 32, gusta de actividades al aire libre, caminata, buenos restaurantes, caballos, cine, acampadas y pesca. Busca alguien con intereses parecidos.

4. Valores/Estilo de vida
Los valores, que pueden ser tanto objetivos como subjetivos, penetran todos los niveles de conexión. Pueden tratarse de las posesiones materiales, educación de los hijos, estilo de vida, la comida, la religión, creencias espirituales. Pueden reflejar las maneras de pasar el tiempo libre, contribuir con la comunidad, involucrarse socialmente con los demás. Adicionalmente, los valores pueden incluir las cualidades como la bondad, sinceridad, honestidad y sensibilidad.
Tenemos que diferenciar los valores que nos importan más que otros. Si alguien con quien salimos no comparte estos valores esenciales, no podemos contar con que ellos siempre estarán cerca de nosotros. Recuerda, hay una larga vida después de la primera fase rosada del romance y conocimiento mutuo. Que va a pasar cuando tu quieres vivir en la ciudad y tener hijos, pero el prefiere el campo y crear ganado? Que pasara si a ti te gustan las acampadas y a el – los hoteles de lujo? Si tu estas involucrada en las practicas espirituales que a tu compañero no le interesan para nada? Como afectará esto sus conversaciones diarias? Serán las diferencias negociables o a alguien de los dos le tocara someterse y sacrificar sus propios sueños? Quien de los dos estará listo a someterse? Estos pensamientos pueden parecer aburridos al principio cuando están enamorados, pero los valores tienen raíces profundas en nuestra formación y no se cambian fácilmente. Por eso es muy importante decidir cuales de estos son cruciales y cuales pueden negociarse o no son de gran importancia. A veces aunque amamos a alguien, no somos muy buena pareja para ellos ya que nuestros valores y estilos de vida son tan diferentes que requieran un enorme compromiso por parte de uno de los dos.
Una mujer espiritual, gusta del campo, 32, musicante, poeta, esbelta, ojos verdes, adora actividades al aire libre, cine, sorpresas. Busca a un hombre con los intereses similares, quien valora la integridad, humor, intimidad, vida familiar, unión y aventura.

5. Psicológico/Emocional
Una conexión psicológica sana significa que somos honestos uno con el otro, verbalmente o sin palabras. Nuestra habilidad de ser honestos se refiere a la accesibilidad y el flujo de nuestras emociones, la independencia completa de las historias que construimos alrededor de nuestras personas, la habilidad de afinarnos uno al otro y relacionarse desde nuestra verdadera esencia. Nuestro desarrollo psicológico también se revela en la habilidad de expresar nuestras necesidades y sentimientos y no ponerse preocuparnos en exceso por las reacciones de nuestra pareja hacia nosotros. Desarrollar un lazo psicológico toma un tiempo. A través de las experiencias compartidas, comenzamos a reconocer las costumbres del otro, sus alegrías y pasiones. Apoyamos al otro en sus planes y respetamos las diferencias. Nos tratamos uno al otro con ternura, tratando de no herir ni aprovecharse, conociendo sus lados débiles.
Un hombre aventurero, 49, 1.70, económicamente estable, profesional, busca una relación especial basada en honestidad, preocupación mutua, compromiso con alguien que es capaz de atesorar los regalos diarios de la vida. Disfruta de caminatas, jazz, compartir opiniones, coquetería. Valora sinceridad, calor humano, creatividad y el sentido de humor.

6.Creatividad / Pasión
La creatividad es la manifestación del espíritu que se refleja en nosotros, penetrando nuestras vidas con curiosidad, fascinación, imaginación y originalidad. Esto puede expresarse a través de hacer el amor, tocar un instrumento, cocinar, cantar o reubicar los muebles, resolver un problema o reparar algo en casa, la creatividad trae una chispa como un elemento de juego a la relación. Parece como si las dos personas junto a sus musas de inspiración se reunieran para el deleite y placer de crear algo en común, algo imposible de existir si estaban haciéndolo cada uno por su lado. Uno mas uno es igual a mucho más que dos. Tanta cooperación puede ser tremendamente personal e intima, porque a través de la creatividad se revelan nuestra alma y el espíritu. 
Hombre, 42, se ve suficientemente bien, carpintero, buen sentido de humor. Invita a explorar los límites de ser vivo, cantar, bailar, gozar de la vida juntos. Valora el calor, generosidad del alma, y honestidad.

7.Espiritualidad
Un lazo espiritual se crea gracias al compromiso del corazón y alma de estudiar y entender a la otra persona y a la vez a comprenderse uno mismo hasta el punto de perder el miedo de ser cambiado o transformado por el otro. Creamos a corazón compartido a través del corazón revelado. Aunque tenemos nuestro propio camino, nos sometemos a la relación. Ahora existen Yo, Tu y Nosotros. Como dos gotas de agua unidas en el océano, existimos nosotros como pareja y además como parte de algo más grande. El lazo espiritual permite a las parejas absorber mutuamente la vibración del otro y afinarse el uno al otro. Con frecuencia comienzan a sentir al otro telepáticamente y pueden anticipar que es lo que el otro piensa o necesita.
La gente que tiene la unión espiritual trata a su pareja como si fuera una joya luminosa. Las diferencias o conflictos se ven como algo para resolverse y no como la causa del ataque. El objetivo es volver a la unidad, ninguno busca ganar. La unión es una fuente de gratitud continua. Ellos se entregan mutuamente a través de los ojos bondadosos, honestidad, generosidad, escondiendo nada, exigiendo nada, con el deseo de recibir únicamente lo que se entrega en el amor. Igual como dijo Jesús de Nazareth: “Vive en el mundo, pero no pertenezcas al mundo”, así ellos saben como estar en la relación, pero no pertenecer a la relación. 
¡Únete a mi en un viaje mágico por los misterios de la vida! Mujer espiritual: profesora de arte, 43, cuerpo deportivo, coqueta, creativa. Buscando una persona con las mismas características, quien valora intimidad, integridad y unión para explorar la amistad, el amor, la conexión espiritual. Intereses: jazz, música clásica, teatro, caminatas, viajes en canoa, aventura, cine y cabañas acogedoras. Cuéntame quien eres.

8.A nivel de la esencia humana
La esencia es un simple ser. Vivimos sin prestar atención a la mente, memoria o asociación con las experiencias o enseñanzas pasadas. No existe la separación, solo una conexión callada al centro que se encuentra en completa quietud dentro de cada uno que a su vez esta conectado con el gran silencio universal que no tiene nombre – el campo de energía por encima de los pensamientos, por encima del ego. Cuando nos relacionamos desde la esencia humana, somos honestos, bondadosos y compasivos. Vemos a la gente así como es sin proyectar ni idealizarlos. A nivel de la esencia somos un flujo de consciencia, somos sensibles al presente momento y despreocupados acerca del pasado o futuro. Si fuéramos completamente centrados a este nivel, probablemente no hubiéramos escrito ningún aviso personal. Si lo hubiéramos hecho, esto probablemente diría: ¿Quien eres? ¿Quien soy?¿ Por que no lo averigüemos juntos hombro a hombro?

Mientras mas incorporamos nuevos niveles de conexión – en particular los sicológicos, creativos o espirituales – más nos acercamos a vivir desde nuestra esencia pura: las máscaras caen, el miedo cede el paso a la danza creativa de existencia dirigiendo la atención únicamente a lo presente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by WordPress.
Theme: Tiles by Viva Themes.