El olor del cuerpo juega un papel decisivo…

Articulo de la revista Lady.Mail.Ru de Alexandr Samishkin
Traducción: Svetlana Peskova, Msc.
A veces gastamos mucho tiempo y energía, tratando de justificar el por qué de la atracción por esta o por otra persona, nombrar varias causas por las cuales la necesitamos en nuestras vidas…sin embargo, nos estamos olvidando de los millones de años de la evolución, la evolución que nos ha dejado ciertos mecanismos de un comportamiento definido. Entonces, allí donde antes no hubo una respuesta razonable, hoy salen a la luz unos datos bastante curiosos. Conozcámoslos.¿Cual es la razón por la que a menudo nos enamoramos de personas que aparentemente no tienen nada que ver con nuestra forma de ser? ¿No será cierto que la mayoría de las personas buscan en el otro lo parecido: mas o menos el mismo nivel de educación e inteligencia, mas o menos el mismo nivel socio-económico, el atractivo sexual etc.? Como si en nuestra mente estuviera activándose un programa interno al momento de ver un posible candidato, el programa que evalúa a la persona según cada uno de estos criterios en nuestro subconsciente y le aplica una escala imaginaria de valores, digamos, de 1 a 100 puntos (atractivo físico, inteligencia, educación u otros…). Esto es, la guapa con el guapo, la rica e independiente con el rico e independiente y así por el estilo… En el caso de que las condiciones están lejos de cumplirse en uno de los parámetros de la búsqueda, el posible candidato será rechazado.
Pero el amor exige siempre un compromiso. A pesar de que tratamos de encontrar a alguien que es igual o mejor que nosotros mismos, nunca coincide en un 100% con nuestros ideales o aspiraciones. Es aquí donde los compromisos jugarán un papel importante, compromisos que nos ayudan a cerrar los ojos ante unos defectos menores de la persona, nos toca aceptarlos e inclusive tolerarlos.
¿Por qué los criterios químicos son importantes?
La atracción hacia una persona concreta en mucho depende del olor de su cuerpo, de las llamadas feromonas que son producidas por la glándula sudorípara apócrina en las axilas y en la zona inguinal. No es un olor fuerte que nuestra conciencia podría captar, sino un olor sutil que se capta y se evalúa por nuestro subconsciente y a la final es uno de los criterios químicos más decisivos en la selección de pareja.
El conjunto de estas moléculas de olor llamadas feromonas y elaboradas por el ser humano se condiciona genéticamente y está directamente relacionado con el conjunto principal de las moléculas de compatibilidad tisular, en otras palabras, con el grupo y el factor Rh de la sangre. Por ejemplo, cuando en la pareja hay altos niveles de lo que se llama compatibilidad tisular, es decir que el Rh coincide, – hay menos peligro de un embarazo interrumpido, aborto, toxicosis, conflicto Rh u otros. Por más asombroso que suena, la selección subconsciente de pareja es guiada principalmente por las feromonas o el olor del cuerpo.
Finalmente podemos concluir, que el componente biológico de amor en nuestros tiempos se encuentra fuertemente subestimado por la mente humana. Al contrario de lo que crea la mente, nosotros no somos completamente libres de nuestros deseos y emociones en esta esfera que se trata del amor y el sexo. Según los científicos, los genes mandan y dirigen mucho más de lo que podríamos imaginar y el mecanismo de la selección genética funciona inclusive cuando no estamos planeando procrear, sino tan solo recibir un placer…


2 comments

  1. Francoise dice:

    Pues de verdad este articulo me agrado mucho porque yo me habia hecho esta pregunta una vez, acerca de los olores yo conoci a una mujer que tenia un aroma super dulce, pero a veces reflexionaba y no sentia atraccion fisica por esa persona, pero sin embargo con el aroma que despedia era mas que suficiente para mandarme a la lona, muy interesante su articulo ahora ya despeje un poco mi duda saludos.

  2. Anónimo dice:

    SI, conocí a un hombre que creo que percibió mi olor y se puso a coquetearme minutos después. Luego me dí cuenta de que había ido sin bañarme, y estaba sudando realmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by WordPress.
Theme: Tiles by Viva Themes.