¿Si es Necesario o No Expresar el Enojo?

Por: Svetlana Peskova, Msc.

La regla de las relaciones parece ser la siguiente: según el psicólogo George Bach en su libro “El Enemigo Intimo”, si no te has enojado nunca con tu pareja, entonces entre ustedes no existe la intimidad!! Por más natural que es sentir de vez en cuando la emoción de enojo, es también natural sentir el miedo de expresarla.

¿Que es lo que normalmente causa este miedo? Pueden ser:

1. La forma de la relación de ustedes parece buena, pero les esta faltando el espíritu. Tu no te sientes conectado/a. No puedes claramente definir el por qué. A veces tu pareja parece alejarse y tomar distancia.

2. Te demoras en presentar los problemas directamente. Te molesta que él mira tanta televisión, o a ella no le simpatizan tus amigos. Decides tomar un poco de tiempo y postergar expresarlo.

3. Crees equivocadamente de que si te aman de verdad, no van a enojarse nunca contigo. Te van a aceptar como eres.

4. Cualquier intento de negociar el tema negativo rápidamente sale fuera de control. No importa la delicadeza con que tú o tu pareja tratan de expresar sus sentimientos, esto parece provocar una explosión de la ira en el otro. Uno de los dos termina gritando o insultando.

5. Tu o tu pareja corta la comunicación y se cierra, lo que puede durar días, semanas y meses. Uno de los dos puede huir corriendo de la habitación en vez de escuchar.

Rabia, frustración y sus derivados el enojo, la irritación – son partes esenciales para crear la intimidad de pareja. Solo la relación que sobrevive la pelea – tiene la esperanza de desarrollarse en un verdadero amor. La relación que no tolera la expresión de enojo – no puede llegar a acortar la distancia entre los dos.

Las estrategias de negociación entre pareja para llegar a los acuerdos al tratar las diferencias, están reflejadas perfectamente en la pagina de FUENTE: MSC del Perú: http://www.mscperu.org

Reglas para una Buena Pelea

(Sólo para esposos cristianos que se quieren)

Una vez al mes dejan a los hijos con la abuela y van solos a un lugar donde pueden hablar hasta en voz alta. Es importante la regularidad. El boxeador que deja de pelear es vencido fácilmente.

El encuentro cuenta con cinco rounds. Una regla básica: Está prohibido interrumpir al otro mientras esté hablando. Los esposos cristianos oran antes de iniciar la pelea, igual como cuando tienen relaciones maritales. Es que se trata de algo importante.

Paso 1.

“Se dicen la vida”. Por turno, sin que el otro interrumpa, le dice al otro todo lo que ha estado mal hecho durante el mes pasado. Si son inteligentes nunca dicen: “Tú eres así, tu eres asá”. Más bien dicen: “Tú has hecho esto, has dicho aquello, has dejado de hacer lo otro, has causado lo de más allá”. La ironía no tiene lugar. Sí están permitidas las bromas. Está permitido alzar la voz. Repetimos: el otro tiene que escuchar SIN INTERRUMPIR. Luego le toca el turno al otro.

Paso 2.

Por turno cada uno le dice al otro lo que ha visto en el otro de bueno durante el mes pasado y se lo agradece. Si esta su lista es más corta que la anterior, algo está mal. Usted se ha acostumbrado a recibir sin agradecerlo. Se cree con derechos sobre la atención, el cariño y el cansancio del otro. Se cree dueño de lo que sólo es don gratuito que en el fondo no se lo merece. Haga un serio examen de conciencia. ¿Acaso no es un milagro que el otro siga ahí junto a usted?

Paso 3.

Si se trata de un malentendido respecto a alguna situación, se aclara en este momento. Luego cada uno reconoce el mal hecho y dice también el mal propio que el otro no ha mencionado o del que no se ha dado cuenta (Miradas y pensamiento de acuerdo a San Mateo 5, 28, por ejemplo, o hipocresías, mentiras y engaños). Por lo demás cada uno le pide perdón al otro y le pregunta si no ha entendido bien. Pregunta también por los sentimientos del otro en tal o cual situación. Luego explica lo que piensa hacer según lo que le ha dicho el otro. Si en este momento son incapaces de generosidad pueden iniciar las tratativas del ‘toma y daca’: “Yo haré esto si tú haces aquello, si no ¡no no vale!”.

Paso 4.

Conversan acerca de cómo enfrentar juntos las situaciones del mes que viene y cómo ayudarse mutuamente.

Paso 5.

Celebran (con una comida o con un helado o con un sandwich o se hacen el amor o hacen lo que suelen hacer cuando festejan los dos) su matrimonio. Si no saben cómo hacerlo, es hora que aprendan.


4 comments

  1. Anónimo dice:

    Querida Svetlana
    Existen varias ideas separadas para comentar el articulo
    – El enojo es un sentimiento contra uno mismo que se lo trata de apagar transmitiendolo a otra persona. Lo correcto es comprender lo dañino que resulta en el ambiente en que se desarrolle y saber manejarlo con madurez en nuestro interior, no a travez de nuestra pareja o de nuestro entorno.
    – Si el enojo se expresa de una manera natural, sin pretender polemizar sobre los temas el enojo propio desaparece y no se crea otra situacion de enojo en la pareja. Espero cooperar para evitar que los enojos produzcan situaciones conflictivas innecesarias para el desarrollo de una pareja. x

  2. Hola Querido Amigo Anónimo,
    Gracias por muy valioso el comentario.
    Deduzco que lo escribe un hombre, ya que las mujeres nos tentamos a expresar nuestras emociones en una relación de pareja de manera más natural, como una necesidad básica de ir depurando las relaciones.
    Sin embargo, el comentario es valioso, porque en primer lugar ayuda a notar la contradicción entre tener que expresar las emociones de tipo enojo, y por el otro lado, de tratar de resolver los problemas dentro de uno mismo, que también es recomendable. Si estudiamos mas el tema, la aparente contradicción se desvanece. En primer lugar, si te llegan las emociones de enojo, los tratas de resolver por dentro perdonando y aceptando tu pareja así como es, y después hablar con la pareja con el objetivo de negociar las diferencias, que ayudan a comprenderse entre los dos, no la dejan a la relación oxidarse con el tiempo, como si fuera una tubería que hay que limpiar de vez en cuando, para garantizar el flujo de liquido vital, que en este caso es buen animo entre los dos en la vida cotidiana, sin guardar los rencores. No se si estas de acuerdo?

  3. Jorge Pozo dice:

    Buenos consejos. La relación en pareja es una construcción permanente y todos este material es muy útil. Felicitaciones por el Blog.

  4. Anónimo dice:

    Creo qel enojo es estado de animo momentaneo,pues parte de una inconformidad de la pareja con la relación a la otra pesona.Creo q si se discute debería saber q no podemos lanzarnos en terminos groseros;porq
    no solo hace daño el q recibe sino el q lo expresa.Por el mismo hecho de amarse debe haber un margen de respeto y amor.La discusión tiene el objetivo de quedar en un acuerdo y no de quedar resentidos y manipular esa situaciónpa sacar "tajada"como se dice;y q, le den la razón.La idea ES LLEGar acueros sin insultar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by WordPress.
Theme: Tiles by Viva Themes.