Efecto Altibajo o la Física de las Relaciones

Ref: John Gray, “Conoce tus sentimientos, mejora tus relaciones”

El efecto altibajo explica el por qué, cuanto mas sereno y calmado se muestre un marido, mas histérica y asustada se vuelve su esposa, además explica, por qué unas personas cordiales y de temperamento tranquilo pueden atraer a otras que parecen poseer un carácter violento. Expone el motivo por el que una mujer fuerte y equilibrada, tras iniciar una relación con un hombre, se advierta de repente insegura y desvalida.
En suma, el Efecto altibajo brinda un conocimiento de la mecánica de la interacción humana que explica lo que torna tan enloquecidas las relaciones.

Su vinculación emocional


Para empezar, imagine dos recipientes, a la manera de dos depósitos verticales de líquido. Podemos unir los recipientes con una manguera o un tubo de modo que, si lo deseamos, sea posible pasar líquido de uno al otro. En nuestra analogía esos depósitos representan a dos personas en una relación: Fred y Wilma, por ejemplo. El líquido de los recipientes simboliza nuestras emociones. Y el tubo que los une representa la sensibilidad que experimentan mutuamente como marido y mujer.

Usted desarrolla esa conexión con otra persona bajo determinadas circunstancias: cuando son familiares, cuando viven juntos, cuando se hallan asociados en un negocio y, mas importante, cuando comparten una relación sexual. Esa vinculación emocional le permite compartir lo que otra persona siente. Es la responsable de que sepa que su pareja está irritada con usted, aunque lo niegue, y de que un niño sea consciente de que su madre está enfadada con el, aunque no le riña.

Cuanto mas vinculado se encuentra usted a otra persona, mas capaz es de compartir y experimentar sus sentimientos.

Su pareja expresará lo que usted reprime

Examinemos ahora como fluye la energía entre esos dos recipientes. Algo le sucede a Wilma, y empieza a sentir la emoción de la rabia. Imagine la rabia como una emoción liquida que comienza a ascender en el depósito. Pero de pequeña, le enseñaron que las buenas chicas no se enfadan, que a los hombres no les gustan las mujeres airadas. Wilma es capaz de sentir su agravio y tristeza, pero no estará autorizada a expresar rabia. Así pues, aun sin comprenderlo, comienza a rebajar su furia, a reprimirla. Una vocecita interior le dice: “Tranquilízate, Wilma, no hay nada de que enojarse.”

Mientras Wilma reprime cada vez mas su rabia, sucede algo muy extraño…pero en el otro lado de los recipientes. De repente, Fred empieza a sentirse irritado e iracundo. Cuando mas trastornado y furioso se torna, mas trata Wilma de calmarle. Intenta reprimir los sentimientos de rabia en él como ha tratado de reprimir los suyos. Y así prosiguen hasta que Fred acaba por estallar. Y Wilma se dirá: “ No soy capaz de entender cómo puede perder el control de esa manera. Supongo que los hombres tienen un temperamento muy vivo.”
Cuando usted rebaja un sentimiento, este asciende en su pareja. Es lo que denominamos Efecto altibajo.

El principio del efecto altibajo es: Su pareja puede expresar lo que usted reprime.
Y, desde luego, el caso inverso: Usted puede expresar lo que su pareja reprime.
Este principio constituye, en realidad, la física de las relaciones y explica el modo en que sus emociones afectan a las de su pareja y las de esta a las suyas. En el caso que acabamos de ver, Wilma estaba reprimiendo su rabia y Fred comenzó a expresarla.

Por qué es posible que las mujeres parezcan hiperemotivas

He visto repetirse esta pauta una y otra vez en mujeres incapaces de entender por que se mostraban tan inseguras y nerviosas junto a los hombres a quienes amaban. Por su parte, estos eran incapaces comprender la razón de que tales mujeres, por lo demás lógicas y fuertes, parecieran derrumbarse. La respuesta es el efecto altibajo. Los hombres responden a su condicionamiento de no mostrar sentimientos de miedo, mientras que las mujeres acaban expresando toda la emoción temerosa suprimida en los varones. El caso extremo es el del marido controlado y apacible, que jamás manifiesta una emoción que pudiera considerarse muestra de debilidad o de duda acerca de si mismo y que empuja a su esposa a la hiperemotividad y la histeria. Logra así que la mujer se sienta inferior y mentalmente enferma, al señalarle de continuo cuan emotiva se vuelve. Literalmente son muchas las mujeres que acaban en instituciones mentales cuando se ven sometidas a este proceso durante un largo periodo de tiempo. Y hay, desde luego, ejemplos del caso contrario: mujeres que se controlan a si mismas y hombres que hacen estallar sus sentimientos.

Por qué las mujeres pueden tornarse tan desvalidas

Veamos un ejemplo más del Efecto altibajo: la emoción del desamparo. Fred y Wilma se enamoran y cuando intiman, el comienza a necesitar a Wilma. Pero ese sentimiento le aterra, porque si la necesita, podría perderla. Así que Fred rebaja su sentimiento de necesidad, diciéndose que no desea intimar ni comprometerse tanto. Que ocurre con esta necesidad cuando la rebaja? Naturalmente, pasa al recipiente de Wilma, se suma a sus propios sentimientos de necesidad y acaba por desorbitarse. Wilma comienza a sentirse verdaderamente desvalida.

Empieza a sentir miedo de perder a Fred y experimenta el anhelo desesperado de conseguir de el un compromiso; se considera débil en su presencia.
Cuanto mas suprime Fred sus necesidades, mas necesitada se siente Wilma. Cuando Fred se da cuenta de ello, se resiste a Wilma de una manera natural. Cuanto mas se opone a sus propias necesidades que le son reflejadas, con mayor fuerza las experimenta Wilma.

Este fenómeno es muy corriente en las relaciones intimas. Algunos varones pasan de una mujer a otra, preguntándose por que parecen tan desvalidas todas las que le rodean. Lo que no comprenden es que cada mujer refleja al hombre las propias necesidades de este, temeroso de verlas y sentirlas.


7 comments

  1. Anónimo dice:

    Hola me llamo Andrea, me pareció muy interesante su articulo. En los ejemplos del articulo se explica como las emociones reprimidas tanto de hombre como de mujer afectan a su pareja. Pero si tomar muy en cuenta este efecto de altibajos, como podríamos llegar a una relación estable? Para que la relación sea estable y placentera para poder disfrutarla.

  2. Anónimo dice:

    Hola Svetlana! Soy Daniel, te cuento que es muy interesante tu punto de vista respecto a ese equilibrio de emociones en las relaciones. Respecto a la hiperemotividad de las mujeres, concuerdo contigo en que se trata de un tema de educacion y hasta tradicion pues a un hombre le esta prohibido demostrar sus emociones y no creo que se trate de que ustedes, mujeres divinas, tengan mas emociones sino que disponen de la libertad para expresarlas.

  3. Anónimo dice:

    No creo que debas culpar a tu pareja por la incapacidad que tengas de expresar o no tus sentimientos. Es algo mucho mas complejo e intervienen un sinnumero de factores, asi y solo por citar el ambiente laboral…

  4. Anónimo dice:

    No considero que sea cierto porque hay muchas relaciones que no son ni siquiera formales y un simple encuentro sexual de ninguna manera podria darte un vinculo con aquella persona.

  5. Hola Andrea,
    Para q relación sea fluida y estable, las personas q la construyen deberían gozar de equilibrio y armonía personales, sin las emociones bloqueadas. Se dice q el hecho de relacionarnos con otras personas nos brinda la oportunidad de perfeccionar esta armonía por dentro. Esto significa la sinceridad absoluta entre los dos, sin guardar o esconder nada, así es el verdadero compromiso de pareja, sin temor a hacer el ridículo; la pareja a quien amamos, nos inspira a expresar lo q sentimos, cuando queremos lograr q nos conozca mas, y al paso nos conocemos mas a nosotros mismos.

    Hola me llamo Andrea, me pareció muy interesante su articulo. En los ejemplos del articulo se explica como las emociones reprimidas tanto de hombre como de mujer afectan a su pareja. Pero si tomar muy en cuenta este efecto de altibajos, como podríamos llegar a una relación estable? Para que la relación sea estable y placentera para poder disfrutarla.

  6. Hola Daniel, es un gusto saludarte de nuevo. Me pareceria mas bien q el hombre puede expresar sus emociones a su manera y con sus propias palabras sin q esto contradiga a su masculinidad, por ejemplo en vez de exclamar "que bonito" el puede abrazarla y mostrar el atardecer, diciendo: "no te parece fantastico?". Muy importante tambien, si el se llena de valor y de manera suave expresa el disgusto, cuando se presente este,en vez de guardar el silencio y llenarse de iras por dentro. Para muchas personas expresar el disgusto les causa pavor, y no se dan cuenta q las relaciones solo se fortalecen cuando los disgustos se aclaran de una manera positiva e inmediata.

    Hola Svetlana! Soy Daniel, te cuento que es muy interesante tu punto de vista respecto a ese equilibrio de emociones en las relaciones. Respecto a la hiperemotividad de las mujeres, concuerdo contigo en que se trata de un tema de educacion y hasta tradicion pues a un hombre le esta prohibido demostrar sus emociones y no creo que se trate de que ustedes, mujeres divinas, tengan mas emociones sino que disponen de la libertad para expresarlas.

  7. Respondiendo la pregunta citada a continuación:

    Pregunta:
    No creo que debas culpar a tu pareja por la incapacidad que tengas de expresar o no tus sentimientos. Es algo mucho mas complejo e intervienen un sinnúmero de factores, así y solo por citar el ambiente laboral…

    Respuesta:
    Yo culparía a la pareja q no quiere escucharte. Es un arte saber escuchar en vez de opinar enseguida, y no todos lo manejamos bien…pero a todos nos hace sentir bien q nos escuchen, y nos ayudan sacar el "vapor emocional q nos quema por dentro", hables de tu jefe, de tu problemas en el proyecto o simplemente de algún deseo frustrado por falta de tiempo…por eso tantos "shrinks" en el mundo occidental, psicólogos q ayudan solo al escuchar los problemas…q mejor q una pareja atenta!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by WordPress.
Theme: Tiles by Viva Themes.