Buscas el Amor o Necesitas una Relación que te Dé Estatus?

Por: Svetlana Peskova, Msc.

Analizando el libro de Walter Riso: “Amores altamente peligrosos” del grupo editorial Norma

Alguna vez has pensado, que tipo de pareja estas buscando y que tan listo/a estas para tropezarte con el amor, que se cruce en tu camino?

En Weekends Out diariamente las personas expresan su deseo de encontrar el amor de su vida, pero solo un 10% de ellas se sienten abiertas a enamorarse de la pareja con quien puede haber una química verdadera, sin importarles previamente los rasgos físicos o posición social de esta. La gran mayoría prefieren extranjeros, si mujeres, mejor rubias y con ojos azules, si hombres, que sean altos con rasgos americanos o europeos..

Será esto consecuencia de una baja autoestima, creer que solo a lado de una persona que vale frente a los demás, nos van a apreciar a nosotros también?

Que nuestro valor personal se disminuiría a lado de alguien de parecido nivel y de la apariencia promedia? A caso el peso de nuestra personalidad no es suficiente para iluminar a otras vidas, sin depender de aprobación de terceros?

Parece que no, en la mayoría de los casos no es suficiente. He detectado este fenómeno cultural en el Ecuador durante los 25 años, que he tenido la oportunidad de vivir en este maravilloso país, y hasta ahora no me deja de sorprender.

Según el psicólogo Walter Riso, personas que padecen una baja autoestima, corren el riesgo de caer en las manos de un narcisista, de esos amores puramente egocéntricos, que se complementan mutuamente entre el narcisista y el admirador, hombre o mujer, los cuales el determina en su último libro “Amores altamente peligrosos”, como estilos afectivos con los cuales seria mejor no relacionarse; el libro indica, como identificarlos y afrontarlos.

La Buena Imagen

Por ejemplo, dice el autor, que la clave de cualquier amor egocéntrico es saber manejar el marketing personal que le ofrece su acompañante de turno. Llámese clase social, fama o aspecto físico, el punto positivo que aporta la pareja debe acrecentar la imagen del “gran hombre” o la “gran mujer”. La imagen social que proyecta el individuo narcisista es una de sus cartas de presentación. Un importante hombre de negocios, dice Walter Riso, hacía la siguiente reflexión: “Los demás entregan sus tarjetas personales cuando conocen a alguien, yo en cambio les presento a mi mujer”.

En el ejemplo de Dr. Riso podemos notar, por un lado, la persona que ve su pareja como una carta de presentación, esta usando al otro para pulir e incrementar el ego propio. Por otra parte, el narcisista que encuentra, le demanda la admiración, que es una exigencia afectiva de todos los narcisistas; es una obligación que la pareja de turno deberá aceptar sin chistar si quiere mantener la relación. Permanecen juntos, pero uno le quita el agua al otro y lo va acabando lentamente, le va chupando su fuerza vital. El individuo narcisista es un devorador de energía. Es tanta su necesidad de admiración y aprobación, que jamás aceptaría una pareja que lo opacara en algún sentido, y si esto llegara a ocurrir, la envidia lo consumiría. Algo difícil de comprender para quien vive el amor de una manera sana y democrática.

Si me criticas, no me amas

Según Dr. Walter Riso, las personas narcisistas interpretan un desacuerdo o una critica amistosa como un ultraje y una falta de respeto a su fuero especial. En psicología clínica se conoce como el “insulto narcisista”, que no es otra cosa que una elevada hipersensibilidad a la critica. Recordemos que estamos ante una baja estima amurallada y la honestidad tiene la virtud de penetrar cualquier defensa. Por tal razón, los narcisistas odian a la gente asertiva, simplemente porque dicen honestamente lo que piensan y no se dejan manipular. Este hecho explica que sus parejas tienden a ser personas sumisas que evitan contrariarlas en cualquier sentido.

Necesito una relación que me dé estatus

Siguiendo el libro, encontramos una de las razones, porque nos enganchamos en una relación narcisista. Este esquema responde a una historia de pocos logros afectivos. Mas concretamente, a personas que no se han sentido deseadas por el sexo opuesto y han creado una necesidad dirigida a compensar el tiempo perdido.

Dr Riso da un siguiente ejemplo: una mujer de 29 años que nunca había sido exitosa con los hombres, debido a su timidez y a un problema de sobrepeso, describía así a su hombre ideal: “Quiero alguien espectacular…Alto, muy bien parecido, con clase, ambicioso, muy sociable, fuerte, seguro de si mismo…Estoy harta de que solo me busquen los hombres feos y fracasados. Quiero una pareja con mayúsculas que genere envidia en los demás. Me lo merezco…” Lo que en realidad pretendía la paciente era resarcir un pasado afectivo gris y quitarse de encima una sensación de soledad no resuelta. Por desgracia, sus aspiraciones la conducían a un territorio donde los narcisistas pululan y allí podía convertirse en presa fácil.

El ejemplo muestra una profunda irracionalidad: pensar que la valía personal depende de la importancia, fama o poder de la pareja. Tampoco la cantidad de novios o novias que hayas tenido te hacen mejor o peor que nadie. La vida se encarga de ponernos a todos en el mismo lugar. La felicidad de pareja surge cuando amaneces junto a la persona que amas y sabes que no hay nadie mejor para ti en miles de kilómetros a la redonda. Pero si lo que quieres es tener una pareja descollante con dotes especiales, los narcisistas serán tu debilidad.

Como reconocer el estilo narcisista antes de enamorarse

1. Parece que escucha cuando le hablas, pero su mente esta secuestrada por el ego. Puedes verificar sui ha captado la información después de un rato: vuelve a comentar lo mismo y es muy probable que no se acuerde si ya se lo habías dicho antes. Y no es falta de memoria, sino de atención.

2. La mayoría de las conversaciones tienden a canalizarse hacia su propia persona: su historia, su familia, sus logros, su trabajo, o lo que sea. No pienses que se trata de una comunicación abierta o que le inspiras confianza: es puro egocentrismo amañado.

3. Cuando lo contradigas o muestres tu desacuerdo frente a algunas de sus opiniones, no podrá disimular su desconcierto e incomodidad. Pondrá su mejor cara amable, pero en su interior se sentirá indignado o indignada. Algo podrás detectar.

4. Exhibirá las marcas cada vez que pueda: ropa, reloj, joyas, zapatos, y cosas por el estilo. Querrá dejar claro que tiene un excelente gusto y mucho glamour.

5. Nunca dirá: “no se”. Ponle el tema que quieras y tendrás una persona erudita al frente.

6. La táctica preferida será endulzarte el “yo” y los oídos. Te dirá exactamente lo que te gustaría que te dijeran, porque son muy sagaces a la hora de descubrir los puntos débiles del otro.

Podemos concluir, que nuestro valor personal nos protege para no caer en las manos narcisistas, pero si así sucedió, ya sabemos que es el momento de comenzar a trabajar la propia autoestima.


4 comments

  1. Anónimo dice:

    Creo las mujeres latinas sobre todo tenemos ese problema; porque queremos "algo mejor"para "superar y "progresar"; pero, casi siempre caemos en los lazos de salamerias,cuando nos conviene y pensamos progresar al tener un carro, una linda casa, y un marido con fortunas; aunque a la larga nos ponga ese "marido" solo de objeto de exhibición porque no nos valoran peor aun nos valoramos.Hay casos de mujeres q han traajado su vida entera y/o dado todo por sus hogares, pero después de q sus hijos han madurado y se han alejado de sus vidas, se encuentran vacias, pues solo vivieron para ellos y, nunca para si mismas.Ahi es cuando se enferman, pierden peso y no se sienten amadas.Recien se dan cuenta que no hanhecho nada por ellas mismas, porque no cultivaron su amor propio y se adularon, mimaron

  2. raul67 dice:

    Así que finalmente le dan la razón a mi post de ocho meses atrás: los participantes en los Speed Dating van con expectativas demasiado elevadas respecto a las personas que esperan encontrar, buscan encontrar personajes de revistas y se encuentran con ecuatorianos comunes y corrientes: de estatura baja o mediana, cabello oscuro, con "llantas", celulitis o entradas en el pelo, etc. Mi impresión es que las mujerse en eso son menos realistas que los hombres, realmente los hombres pasada cierta edad (bueno la mayoría) no nos ilusionamos con andar con una top model de medidas perfectas, y si somos de estatura promedio tampoco esperamos tener mucho exito entre las mujeres de 1,78 para arriba. Pero las mujers todavía sueñan con el hombre perfecto, alto, exitoso, de ojos claros y sin un gramo de grasa, sin importarles si ellas son pequeñas, con algunas libras de mas, si ya pintan "patas de gallo" o alguna cana x ahí, etc. Pero le doy la razón al artículo, en demasiadas ocasiones unos y otras buscamos una pareja para "lucirnos" y no un complemento real.

    Pero hay una parte instintiva que no podemos evitar, tenemos grabado en la mente que es una persona atractiva (lo que no necesariamente coincide con los estándares de belleza que vienen de la TV o las revistas) y de alguna forma filtramos de entrada, si alguien no pasa el filtro no mostramos interés, tendríamos que conocer largo tiempo a esa persona para que se cree una compatibilidad espiritual tan fuerte que compense el que no la encontremos atractiva.

    Respecto al nivel social, creo que la mayoría terminamos buscando o juntándonos con personas cuyo entorno de vida no esté muy alejado del nuestro, porque con ellas nos sentimos más identificadas, hay mas empatía, sentimos que son capaces de conocernos mejor etc. Esas historias de la rica heredera enamorada del mecánico o el panadero o del alto ejecutivo que se casa con la sirvienta o la pobre campesina, son muy conmovedaoras y emotivas y están muy bien para telenovelas y películas, pero les puedo asegurar que en la realidd no he visto ninguna pareja exitosa de ese tipo

  3. Respondiendo a la carta:
    …raul67 dijo…
    Así que finalmente le dan la razón a mi post de ocho meses atrás: los participantes en los Speed Dating van con expectativas demasiado elevadas…
    Hola Querido Raul67,
    el punto que destacas me parece hermoso:¨ tendríamos que conocer largo tiempo a esa persona para que se cree una compatibilidad espiritual tan fuerte que compense el que no la encontremos atractiva.¨
    Es muy real esto, cuando comienzas a ver la verdadera belleza de la persona, debe pasar tiempo, y el criterio físico no es el único criterio suficiente, por supuesto. Te corrijo únicamente en la parte, que a Speed Dating van personas mas atractivas como menos atractivas físicamente, de punto de vista común y corriente, hombres y mujeres, hay de todo, pero yo si he visto casos que en la reunión misma comienza a lucir el interior de esa persona, que tiene el equipaje muy hermoso emocional, y de repente gana atención de todos, sin cumplir los estándares de belleza ni de altura…es un misterio, pero roban todas las miradas…

  4. Anónimo dice:

    Pues yo pienso que de primera la atracción empieza por los ojos, pues algo nos tiene que gustar de esa persona, para que nos deje con las ganas de conocerlo más profundamente, y ahí sí conocer su belleza interior.

    No por desesperada, por no estar sola, o por tener alguien a mi lado puedo "atrapar" a la primera persona que pasa sin que siquiera haya una atracción física de primerazo.

    No necesita que sea un modelo de tv, o un adonis pero debe tener algo que me impacte. En una primera cita uno no muestra su verdadero yo, sino el superficial, luego con el paso del tiempo es cuando aflora el "verdadero yo".

    Yo por ejemplo no me veo besando a una persona que no me atraiga en lo más mínimo, debe haber chispa no necesariamente belleza a full sino algo que te haga fijarte en esa persona "especial" y quieras conocerla más a fondo.

    Simple opinión,
    Lolita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by WordPress.
Theme: Tiles by Viva Themes.