POR LA REVOLUCION DE AMOR


Por Svetlana Peskova, MSc. El consumismo ha conquistado el mundo y sigue penetrando en el área mas sagrada de la vivencia humana: la relación de pareja. En la tele, por el Internet, se promociona la lujuria en su desnuda e inmediata expresión. Si bien es cierto que antes, para acercarse, dos almas necesitaban un largo tiempo, con exageración a veces años, ahora en la primera cita se hace regla insinuar la intimidad, y si no pues…¡¡habrá otra que no rechace el placer inmediato, que algunas personas lo llaman “amor”!! ¿Como se manipula en obtenerlo? Al chantajear a la mujer con que ella solo quiere relaciones “duraderas”, aseguradas. De esta manera se reemplaza el concepto de relaciones verdaderas, que presumen el despertar de la llama sagrada en el corazón antes de gozar de lo físico, muchas personas ignoran que esta siquiera existe, que por algo nos llamamos “seres humanos”, capaces de conectar con el Gran Cosmos o Dios, mediante el amor de pareja. Algunas personas justifican por la ausencia de tiempo, la ausencia misma de una búsqueda espiritual. Sin aquella búsqueda el mundo, aunque lleno de placeres, se presenta vació, y puede perderse el sentido de vivir. La persona puede seguir los pasos de exitoso comportamiento en todos los aspectos de su vida social, pero la satisfacción no aparece y por eso tanto miedo tenemos de morir. En el Oriente se conoce, que dentro de cada uno existe una fuerza de la energía kundalini, alegóricamente se la presenta como una culebrita durmiendo en un loto ubicado en la base del eje de nuestro cuerpo. El loto solo abre sus pétalos para que ella salga, cuando uno conoce el despertar de la consciencia. El amor humano facilita el primer paso de este despertar, por el calor que se siente en el pecho al momento de enamorarse, se detecta fácilmente que uno esta en el camino correcto. Descartando los apegos románticos que no tienen mucho que ver con el amor, el camino de amor es el camino de dar, no recibir. La llama crece y abarca todos los aspectos de nuestra experiencia humana, y todo puede llenarse de amor y de deseo de dar. Se mejora y fortalece nuestra vida, uno obtiene éxitos verdaderos sin buscarlos, al mirar al mundo con los ojos enamorados, crece la sensibilidad hacia otros seres, nos inunde la plenitud de la vida y del amor. Podemos decir, que nos convertimos en seres realizados sin importarnos, que camino tomaría nuestra existencia mañana – el camino de amor siempre será correcto y seguro. Por esta revolución contra el consumismo en la relaciones, les invito a brindar en este día de San Valentín, queridos amig@s lector@s, y les deseo obtener la plenitud en esta vida, no en la siguiente, y si lo queremos hacer, ¡¡estamos a tiempo para despertarnos!!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by WordPress.
Theme: Tiles by Viva Themes.